top of page

LA PORNOGRAFIA EN EL VARON HOMOSEXUAL

Actualizado: 20 ago 2021

La lujuria es un pensamiento o sentimiento desordenado que nos conduce a usarnos a nosotros mismos, a las cosas, o a los demás para fines egoístas y destructivos. La pornografia tiene como fin la satisfacción de la lujuria. Es una actividad que aísla a la persona, cortando de raíz la posibilidad de convertirse en un “don de sí mismo” a los demás.

Las primeras víctimas de la pornografía son las personas que la practican. La media de edad en la que un varón se ve expuesto a la pornografía por primera vez es a los once años (Internet Filter Review).


El niño promedio ha sido expuesto a contenido pornográfico sexualmente explicito a la edad de 11años a través del internet. Alrededor de 93% de los varones consumen pornografía a través del internet durante su adolescencia. De la inmensa cantidad de los menores de 18 años que ven pornografía regularmente, el 22% de ellos son niños menores de 10 años.


En otras palabras, el consumo de pornografía no es una “decisión madura”, hecha por adultos, sino una práctica que atrapa a personas de corta edad, infiltrándose en la comprensión de los hombres sobre la intimidad sexual y casi siempre conduce a una masturbación regular, a veces diaria.


La adicción a la pornografía es tan seria como la adicción a las drogas o el alcohol y puede conducir a la visualización obsesiva, insaciable, llevando al consumidor a adentrarse en un material cada vez más explícito y perverso. Ello dificulta la capacidad de amar y hace que la promiscuidad sexual lleve a la infidelidad y esta a las rupturas de un amor.


El estudio del Dr. Fagan revela que los hombres que consumen pornografía se van aburriendo cada vez más y van buscando cada vez formas más perversas, y también se hacen más tolerantes con las agresiones sexuales e incluso con la violación.


Demasiado a menudo, esto conduce a la pornografía infantil y, por tanto, la explotación de menores.

La temprana edad de la adicción a la pornógrafa, junto con la negligencia de los padres para tomar cartas en el asunto ha tenido como consecuencia que la vasta mayoría de jóvenes adultos piensas que la pornografía es algo normal y aceptable y que incluso su uso es bueno.


Para muchos hombres lo que comenzó como un placer culpable se ha transformado en un vicio que ha destruido su vida personal y su vida profesional.


Consecuencias:

  1. Puede producir falta de sueño y productividad.

  2. Disminución de la satisfacción en la relación.

  3. Uno se vuelve incapaz de sentir nada por nadie.

  4. Pérdida en la productividad laboral, incluso a la actividad criminal (como la pornografía infantil, abusos.. etc).

  5. Masturbarse hasta siete veces por día viendo porno

La adicción llega "cuando el porno empieza a controlar tu vida. Cuando cancelas reuniones familiares o con amigos para irte a casa a ver porno". Una adicción que, como casi todas, "comienza porque te sientes aburrido, estresado o solo".


Acciones a tomar:

Ante la pornografia que como saben abunda en las redes sociales y mas en los grupos de whatsapp a los cuales pertenecemos muchos.

Se sugieren las siguientes:

1. La confesión frecuente y dirección espiritual para aquellos que luchan contra la lujuria es esencial. Además de abordar nuestra constante necesidad de la misericordia y del perdón de Dios, también es una oportunidad para romper con un pecado cíclico (aquellos que caen en la pornografía sienten culpa y, a menudo, calman esa culpa cayendo otra vez).

2. Una vida de oración regular, también es importante para vivir una vida virtuosa. Demasiado a menudo los hombres dependen de sus propias fuerzas para superar la lujuria y caen. Se debería depender de la oración sobre todo en los momentos de tentación y de debilidad.

3. La Adoración al Santísimo y la Eucaristía son importantísimos para super algo que quizás ya sea en nosotros una adicción.





66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page