top of page

LA HOMOSEXUALIDAD Y LA BIBLIA

Actualizado: 20 ago 2021

En la Sagrada Escritura no encontramos en ningún lugar el término "homosexual", ni algún término específicamente referido a una "personalidad", "identidad" o "sentimientos", sino a los actos de tipo carnal entre personas del mismo sexo, específicamente a la violación o abuso sexual de hombres por parte de hombres ocurrida en el contexto de la guerra (como humillación pública), prostitución y esclavitud. Es importante subrayar que en ningún lugar de la Biblia se habla, estrictamente, de personas homosexuales; intentar forzar los textos en esa línea sería un anacronismo.


¿La Biblia condena a los homosexuales?

La Biblia no habla de lo que hoy se entiende usualmente por homosexualidad entendida en un amplio abanico de situaciones y experiencias. No es exacto decir que la Biblia condena al homosexual, sino más bien, señala unos comportamientos muy específicos que veremos enseguida.


¿Cuál es el "pecado de los sodomitas"?

El primer pasaje bíblico referido a la homosexualidad es Génesis 19,5: "Llamaron a Lot y le dijeron: «¿Dónde están esos hombres que llegaron a tu casa esta noche? Mándanoslos afuera, para que abusemos de ellos." donde se relata la horrenda costumbre de los habitantes de Sodoma por la sometían y violaban públicamente a los extranjeros que Lot protegió dándoles hospedaje.


¿El Antiguo Testamento condena a muerte a los homosexuales?

En la Biblia encontramos el "código de santidad" del Levítico, que forma parte de la Ley de Moisés. Ahí no se condena a muerte la homosexualidad tal como se entiende en el sentido actual del término, sino el "pecado de los sodomitas" (violación de hombres a hombres), que ocurría también en contextos de esclavitud sexual y prostitución.


Por eso que se considera no sólo un pecado, sino un crimen que se condena con la pena de muerte por lapidación ( Levítico 18, 22 "No te acostarás con un hombre como se hace con una mujer: esto es una cosa abominable."; Levítico 20,13 "Si un hombre se acuesta con un varón, como se acuesta con una mujer, ambos han cometido una infamia; los dos morirán y serán responsables de su muerte."; Levítico 20,23 "No seguirán las costumbres de la gente que voy a arrojar delante de ustedes, pues a causa de esas mismas prácticas les tomé odio."

En el cristianismo quedó suprimida esta norma, junto con la obligatoriedad de los preceptos del a Ley de Moisés.


¿La Biblia apoya únicamente las relaciones "heterosexuales"?

Según la antropología bíblica, cuando se habla de un uso ordenado de la sexualidad genital no nos referimos únicamente al hecho de que se trate de relaciones "heterosexuales", ni tampoco que cualquier relación genital entre varón y mujer sea "ordenada" por el mero hecho de que no son dos hombres o dos mujeres en el acto.

Existe un lamentable relato bíblico, en Jueces 19,22-27 ,"...Los llevó a su casa y dio forraje a los burros. Y ellos se lavaron los pies, comieron y bebieron. Mientras se recreaban, los hombres de la ciudad, gente malvada, cercaron la casa y golpeando la puerta dijeron al anciano, dueño de la casa: "Haz salir al hombre que ha entrado en tu casa para que nos divirtamos con él." El dueño de la casa salió donde ellos y les dijo: "No, hermanos míos, no se porten mal con él. Ya que este hombre ha entrado en mi casa, no cometan infamia contra él. Aquí está mi hija, que es virgen, y también la concubina de mi compañero. Si quieren, se las entregaré. Abusen con ellas y hagan con ellas lo que les parezca, pero no cometan contra este hombre semejante infamia." Pero aquellos hombres no quisieron escucharlo. Entonces el hombre tomó a su concubina y se la sacó fuera. Ellos la violaron, la maltrataron toda la noche y hasta la mañana y la dejaron al amanecer. Llegó la mujer de madrugada y cayó a la entrada de la casa del hombre donde estaba su marido; allí quedó hasta que fue de día. Por la mañana se levantó su marido, abrió las puertas de la casa y salió para continuar su camino. Entonces vio a la mujer, su concubina, tendida a la entrada de la casa, con las manos en el umbral, y le dijo: «Levántate y vámonos.» Pero no hubo respuesta..."


El relato de Jueces 19 no justifica la violación de mujeres, ni considera "mejor" violar a una mujer que a un hombre. El relato está hecho de manera que se declare la progresiva perversión de una mala costumbre que se daba entre los benjaminitas: durante una fiesta en honor a Yahvé se raptaba a las mujeres y se cometían todo tipo de atropellos. Con el tiempo esto fue degenerando al punto en que, como se denuncia con un brutal gesto de condena y protesta contra las doce tribus de Israel, durante años la sociedad había sido cómplice en silencio de esa costumbre injusta, hasta el colmo de que "ya no diferenciaban entre raptar doncellas y raptar muchachos" para sus juegos sexuales.





33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page